John Matthews (Dwayne Johnson) es un padre cuyo hijo adolescente es acusado por equivocación de un crimen de tráfico de drogas, enfrentándose a una pena mínima de prisión de 10 años. Desesperado y dispuesto